MEDITACIÓN ESPECIAL PARA EL SÉPTIMO Y OCTAVO CHAKRA

POSTURA:

Siéntate en postura fácil con la espalda recta, o sentado en una silla.

MUDRA:

Las manos están sobre las rodillas, en gyan mudra, uniendo el índice con el pulgar.

 

CONCENTRACIÓN:

Los ojos están centrados en la punta de la nariz.

RESPIRACIÓN:

La respiración se produce automáticamente al cantar.

MANTRA:

“Ang Sang Waje Guru”

TRADUCCIÓN DEL MANTRA:

“En cada célula de mi cuerpo habita Dios”.

TIEMPO: 31 minutos. (Si eres principiante empieza por 11 minutos)

FINAL: Inspira y retén el aire tanto tiempo como puedas. Espira. Repite la inspiración y aguanta el aire dos veces más.

COMENTARIO:

Esta meditación te ayudará a sentir la belleza, la magnificencia y la dicha de tu propia alma.

MEDITACIÓN PARA EL HÁBITO DE LA ADICCIÓN

POSTURA:

Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.

Ahora cierra los puños. Extiende los pulgares y colócalos en las sienes.

Detalle del mudra

CONCENTRACIÓN:

Los ojos están cerrados y concentrados en el tercer ojo.

 

RESPIRACIÓN:

La respiración se produce automáticamente al cantar.

MANTRA:

“Sa, Ta, Na, Ma”.

Cierra los molares posteriores y los labios. Haz vibra los músculos de la mandíbula variando la presión de los molares. Es como si en Sa, mordieras con las muelas del lado izquierdo, en Ta, con las del derecho, en Na, otra vez con las del lado izquierdo y en Ma con las del derecho otra vez.

TRADUCCIÓN DEL MANTRA:

Este mantra representa el ciclo de la creación. “Sa” significa infinito, “Ta” vida, “Na” muerte y “Ma” renacimiento.

TIEMPO: De 5 a 7 minutos para empezar. Con la práctica ve aumentando el tiempo hasta llegar a los 20 o 31 minutos.

FINAL: Inspira y retén el aire entre 10 y 20 segundos, espira y relaja.

COMENTARIO:

La presión ejercida por los pulgares desencadena una corriente rítmica que se refleja en el cerebro central. Esta corriente activa el área del cerebro que se encuentra directamente debajo del tallo de la glándula pineal. Se dice que un desequilibrio en esta área es lo que hace que las adicciones físicas y psicológicas sean aparentemente inquebrantables.

El desequilibrio en la glándula pineal trastorna su brillo. Como la pituitaria regula el resto del sistema glandular, el cuerpo y la mente se desequilibran por completo. Esta meditación ayuda a corregir este problema. Es excelente para cualquiera, pero particularmente efectiva para apoyar los esfuerzos en la rehabilitación de drogodependencias, enfermedades mentales y trastornos fóbicos.

 

MEDITACIÓN PARA ABRIR EL CHAKRA DE LA CORONILLA

  1. POSTURA:

Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.

Ahora tapa el orificio nasal izquierdo con el pulgar izquierdo, con el resto de los dedos de la mano apuntando hacia arriba. La mano derecha está relajada sobre la rodilla derecha en gyan mudra, con el índice tocando el pulgar.

 

CONCENTRACIÓN:

Los ojos están cerrados y centrados en el tercer ojo.

RESPIRACIÓN:

Respiración de fuego a través del orificio nasal derecho.

TIEMPO: 3 minutos.

FINAL: Inspira profundamente, retén y saborea la respiración durante 10 segundos. Espira, relaja y medita durante 3 minutos.

  1. POSTURA:

Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.

MUDRA:

Ahora coloca las manos en el candado de Venus, entrelazando los dedos de las manos, y colócalas encima de la coronilla (directamente sobre el séptimo chakra).

CONCENTRACIÓN:

Con los ojos cerrados, concéntrate en el 7º chakra, en la coronilla., y presiona la lengua contra el paladar.

RESPIRACIÓN:

Respiración de fuego.

TIEMPO: 3 minutos.

FINAL: Inspira, retén el aire durante 10 segundos y espira. Hazlo dos veces más y relaja.

COMENTARIO:

Esta meditación equilibra y proporciona energía al séptimo chakra o chakra de la coronilla, la parte de nuestro ser etéreo relacionada más íntimamente con las energías del universo.

Es una meditación muy simple pero efectiva. Si eres principiante, puedes empezar haciendo cada parte durante 1 minuto y aumentar gradualmente hasta el tiempo indicado.

MEDITACIÓN PARA TRANSFERIR ENERGÍA CURATIVA

  1. POSTURA:

Siéntate en postura fácil o en una silla, con la espalda recta.

MUDRA:

Las manos están juntas, en el mudra de oración (palmas juntas en el centro del pecho). Presiona las manos una contra la otra con toda la fuerza que puedas.

CONCENTRACIÓN:

Con los ojos cerrados, concéntrate en el chakra del corazón. Deja que se vaya el odio y llena el corazón de amor.

RESPIRACIÓN:

Respiración profunda, lenta y larga, por la nariz.

TIEMPO: 4 minutos.

  1. POSTURA

En la misma postura, piensa en alguien a quien quieras mucho y envíale pensamientos curativos. Los pensamientos curativos se pueden transmitir como ondas de radio. Proyéctalos hacia la persona que tú quieras.

FINAL:

Inspira profundamente, llena el pecho de amor y proyecta como un rayo, energía pránica hacia la persona querida. Espira, inspira y manda la energía de esta respiración a la persona sobre la que se está meditando. Espira. Inspira otra vez y siente como la energía fluye de tus manos a la otra persona. Espira. Continúa este masaje de energía entre 1 y 3 minutos.

COMENTARIO:

Esta meditación es un medio de curación directo. Combinando el poder del amor con la intención positiva y coloreándolo con prana, se puede ayudar a alguien a sanar.

Fuente: El Rincón del Sadhu

Advertisements