La sola idea que nuestros destinos puedan estar determinados por la historia psicológica de las generaciones anteriores es muy antigua. Las primeras terapias inventadas por el hombre lo atestiguan. La Medicina China o la Africana, por ejemplo, a diferencia de la Medicina Occidental, contemplan la enfermedad dentro de un contexto familiar y genealógico. ¿Por qué tengo hepatitis? la respuesta de la Medicina Occidental es: por un virus y una mala alimentación. Los curanderos chinos o yorubas ofrecen unas explicaciones que restablecen el orden en el mundo, ya sea por un demonio que nos quiere mortificar ( Y a quien ofrecer un animal en sacrificio) o por que hemos perturbado el orden cósmico, ocupando un lugar que no nos correspondía y habiéndonos olvidado de honrar a nuestros antepasados.
El curandero sabe una cosa que el médico tradicional ignora: La Ley Genealógica y la Relación con los Antepasados definen en gran parte, los lazos, los derechos, los deberes y las identidades que estructuran al ser humano en su cultura y su biografía. El curandero también conoce las palabras y los rituales que le permitirán conjurar a la presencia, al fantasma (un antepasado desgraciado o que deshonró a su familia), sinónimo del desorden inconsciente que se puede transmitir de generación en generación.

Para trabajar sobre una historia familiar no es necesario haber realizado profundas investigaciones genealógicas. Cada uno empieza con lo que tiene. Las pocas informaciones recopiladas bastan para ubicarse en la familia y comenzar a trabajar. Por lo general, los demás datos familiares irán apareciendo, algunos incluso de forma sorprendente. Lo más importante es entender que, a partir del momento en que uno empieza el camino psicogenealógico, activa una MEMORIA que atraviesa el tiempo, las épocas, los acontecimientos y que puede surgir de un recuerdo hasta que la conciencia le de sentido.
Picture

“DONDE QUIERA QUE VAYA , LLÉVESE SIEMPRE CONSIGO LOS ORÍGENES DE SU FAMILIA Y BENDÍGALA, PERO ¡LIBÉRESE!”

Han sido necesarios más de 100 años de espera para que los psicoanalistas reconozcan en la Terapia Transgeneracional un apoyo y un real aporte a la sanación de todas las personas. En la actualidad, cualquier persona de nuestro alrededor habla de este tema con total naturalidad, ¿puede ser por que en nuestra sociedad estamos preocupados por la desintegración dela célula familiar?… el fenómeno es, sin duda alguna, mucho más profunda y trata de un verdadero “regreso a los antepasados” en la civilización occidental.
Advertisements