La primera consulta

LA PRIMERA CONSULTA: HACER UN INDISPENSABLE OBJETIVO DIAGNÓSTICO PARA UN OBJETIVO TERAPÉUTICO ADAPTADO.

Por el Dr. Salomon Sellam (traducido por Alicia Carrasco)

El objetivo diagnóstico, consiste simplemente en evidenciar cinco puntos precisos:

  1. El significado psicosomático* del síntoma del que se queja el paciente.
  2. El modo desencadenante del síntoma.
  3. Es ¿estructural o coyuntural*?
  4. Su programación* en el tiempo.
  5. Su origen*.

1-La exploración del significado psicosomático del síntoma del que se queja el paciente (el motivo de consulta) depende mucho de la naturaleza misma del síntoma en si mismo. Yo distingo así dos grandes temas:

  • El motivo de consulta es orgánico o funcional. Qué es lo que precisamente está interesado un tejido, un órgano o una función psicológica. Para el síntoma orgánico, se trata esencialmente de una enfermedad previamente explorada a nivel médico con un diagnóstico preciso como un cáncer, una esclerosis en placas, una alergia, una enfermedad reumática, un trastorno endocrino por ejemplo, o como algunas veces, se trata de un síntoma dicho funcional ya que su exploración medica. (interrogatorio, examen clínico y exámenes complementarios) no ha dado nada. Yo estoy mal y no encuentran nada en la radiografía por ejemplo.

En todos los casos, nuestra orientación diagnóstica psicosomática estará esencialmente inspirada por la naturaleza misma del síntoma así como por la del tejido, del órgano o de la función interesada.

Aquí, el análisis es la reina psicosomática.

  • El motivo de consulta es psíquico. Aquí, más que el punto del tejido, del órgano o de la función psicológica perturbada veremos sobretodo un cuestionamiento existencial (esto no va, tengo la impresión de no vivir mi vida…), un síntoma comportamental (trastorno compulsivo, alimentario, fobias, hiperactividad), un trastorno del humor (estar mal, estados depresivos mas o menos marcados, celos excesivos por ejemplo), un desorden amoroso o un trastorno más psiquiátrico, por citar algunos entre muchos otros…

Y será muy importante anotar las frases y las palabras utilizadas, porque ellas orientan nuestra exploración ya que, por definición, el síntoma se expresa de una manera precisa en relación directa con su origen. Las palabras expresan los males.

Aquí, en teoría, el estudio de toda la vida del individuo es necesario: contemporánea, adolescente, infancia, pequeña infancia, proyecto sentido gestacional y transgeneracional.

No obstante, la experiencia clínica nos permite visitar directamente una o varias áreas en una primera intención. Por ejemplo, la psicología transgeneracional se vuelve una valiosa ayuda en todos los desordenes amorosos sin olvidar una franja de proyecto gestacional o la búsqueda de un mensaje del tipo amores imposibles.

Dentro de esta primera fase, interviene un elemento de una importancia capital: lo vivido y lo resentido*. Pero nosotros los detallaremos más, es importante de distinguir bien el uno del otro ya que en el segundo está la base misma de los procesos de conversión*.

2-El modo desencadenante del síntoma. Obedece a muchos criterios en función de su naturaleza orgánica, funcional o psíquica. Por ejemplo, para una enfermedad, existen muchas posibilidades: Psy-choc Emocional Desestabilizante*, saturación conflictual*, Conversión Repetitiva a Minima, memorial* o mixta*. En ciertos casos los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados también intervienen aquí.

3-¿Estructural o coyuntural? La respuesta a esta pregunta es esencial desde la primera consulta ya que ella orienta las preguntas concernientes a la programación y al origen del síntoma. Así pues, la experiencia clínica nos demuestra que encontramos, regularmente, ciertas patologías más coyunturales, como por ejemplo en la mayor parte de las alergias o en el psic-choc. Otras ponen en evidencia un modo conflictual de funcionamiento más estructurales, como en la espondilartritis anquilosante. De una manera general, una enfermedad crónica tiene más de la estructural que de la coyuntural.

4-Su programación en el tiempo. La programación del síntoma permite poner en evidencia una especie de dinámica psicosomática conflictual en el tiempo. Así pues, una mujer que padece un cáncer de seno posee una historia conflictual particular, centrada alrededor del nido, de su familia real o simbólica. Su Jarra Psicosomática se llena regularmente hasta desbordarse.

Así pues, para ciertas enfermedades, existen episodios conflictales llamados programantes más el desencadenante. Pero el último objetivo teórico consiste en poner en evidencia el origen del síntoma, el primer programante. Aquí también, se pueden manifestar los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados.

5-El origen de un síntoma habita generalmente dentro del territorio del inconsciente. Existe el inconsciente Individual*, que se forma después del nacimiento. Y existe igualmente otro inconsciente, el inconsciente Familiar*, que se forma durante la gestación y mucho antes con el Transeneracional. Así pues, por ejemplo, un niño asmático comenzó su curación cuando se reveló el suicidio de su abuelo materno: con gas!. Un estudiante ha dejado de fumar súbitamente, cuando a tomado la toma de conocimiento y de consciencia de que el estaba conectado con un abuelo, encontrado quemado vivo en una trinchera… fumando yo estoy en conexión con sus cenizas, decía. Y esto le pertenece ya que no hay nada mas fácil y falso que generalizar un único hecho histórico.

En total y por último, gracias a esta primera etapa, nosotros podemos proponer un acompañamiento más preciso y más específico: es la especificación terapéutica que veremos en otro momento.

Advertisements