La práctica ‘Metta’, también llamada “Meditación de Bondad Amorosa”, cultiva tanto un corazón amoroso como una mente tranquila. Esta práctica usa frases específicas para mandar deseos de amor y bondad a ti mismo, los seres queridos, personas neutrales, personas difíciles y todos los seres en todas partes del mundo, sin excepción. Puedes escoger tres o cuatro de las siguientes frases o crear frases que calcen con usted:

Que me sienta lleno de bondad amorosa.

Que me sienta a salvo de peligros.

Que yo me acepte tal como soy.

Que yo me sienta en paz y a gusto.

Que yo sea feliz.

Pasa unos cuantos minutos ofreciendo estas frases a ti mismo, tomando el tiempo para imaginarte y sentir directamente la experiencia que invocan las imágenes. Después haz lo mismo ofreciéndoselas a las otras personas. Puedes hacer la práctica metta al principio, al final o durante cualquier parte de la meditación. Para algunas personas puede ser útil enfatizar metta como la práctica primaria—especialmente cuando ha habido algún trauma o auto-aversión. Estes medios hábiles son una manera hermosa de despertar el corazón.

Advertisements