LAS TENSIONES DEL DÍA A DÍA

Un pequeño texto sobre lo importante que es saber desprenderse de las tensiones que sufrimos durante el día, por pequeñas que nos parezcan:

“Una psicóloga se paseaba por una habitación mientras enseñaba el manejo del estrés a sus alumnos. Cuando cogió y levantó un vaso lleno de agua, todos esperaron que preguntaría si lo veían “medio lleno o medio vacío”. En cambio, con una sonrisa en su cara, preguntó: “Cuánto pesa este vaso de agua”?
Hubieron varias respuestas, 200, 300 gramos…

Ella respondió: “no importa el peso absoluto. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo por un minuto, no es un problema. Si lo sostengo durante una hora, tendré un dolor en mi brazo. Si lo tengo durante todo un día, mi brazo se sentirá entumecido y paralizado. En cada caso, el peso del vidrio no cambia, pero cuanto más tiempo lo sostengo, más pesado se convierte”. Continuó, “las tensiones y preocupaciones en la vida son como este vaso de agua. Piensas en ellas un rato y nada sucede. Piensas un poco más y empiezan a doler. Y si piensas en ellas durante todo el día, te sentirás paralizado e incapaz de hacer nada.”
(Adaptación de un texto publicado en The Idealist)

Advertisements